Artículo 11 del Código Penal

Los delitos que consistan en la producción de un resultado sólo se entenderán cometidos por omisión cuando la no evitación del mismo, al infringir un especial deber jurídico del autor, equivalga, según el sentido del texto de la ley, a su causación. A tal efecto se equiparará la omisión a la acción:

a) Cuando exista una específica obligación legal o contractual de actuar.

b) Cuando el omitente haya creado una ocasión de riesgo para el bien jurídicamente protegido mediante una acción u omisión precedente.

Artículo 11 Código Penal

El artículo 11 del Código Penal español es una disposición fundamental que regula la comisión por omisión, también conocida como omisión impropia. Esta figura legal es esencial para entender la responsabilidad penal en casos en los que la inactividad de una persona constituye en sí misma la acción típica de un delito.

Ejemplo práctico del artículo 11 del Código Penal español

Un ejemplo clásico de omisión impropia es el deber de socorro. Si una persona presencia un accidente de tráfico y no presta ayuda a las víctimas cuando estaba en condiciones de hacerlo, podría ser considerada culpable de un delito de omisión impropia. En este caso, el deber de socorro está establecido por la ley y, al no cumplir con él, la persona podría ser sancionada penalmente.

¿Quiere consultar a un experto?